Registrat al Diari de Badalona

"Me siento orgulloso de haber nacido en aquella Badalona de los 70'"

Javier Torres - 30/11/2012

A dia d’avui, Jorge Javier Vázquez és un dels badalonins més mediàtics i coneguts a nivell estatal. El presentador estrella de la cadena Telecinco ha publicat recentment una novel·la de caire autobiogràfic en la qual Badalona i el seu barri, Sant Roc, prenen protagonisme com a escenari principal durant el transcurs de la seva infància i adolescència, i com a motiu d’orgull quan comença a fer-se un nom a Madrid. Demà, a les 11.45, Jorge Javier estarà al Teatre Principal de Badalona per firmar exemplars del seu nou llibre.
 
¿Qué le empuja a escribir, justo ahora, un libro autobiográfico y tan personal?
 
No lo sé. Los de la editorial querían que yo contara mi llegada a Madrid. Cómo un chico de barrio llega a la capital y se pone a trabajar en este negocio. Me puse a escribir y empezó a salir muchísimo de mi vida, de mi pasado, de la relación con mis padres, que era un tema que yo no tenía muy resuelto, sobre todo la muerte de mi padre.
 
¿Necesitaba desnudarse interiormente ante la gente a la cual, dice, acompaña y entretiene cada tarde y noche? ¿O esto ha salido como ha salido?
 
Para mí el libro ha sido como una especie de terapia. Me ha dado muchísima tranquilidad. Me siento muy liberado después de haber escrito el libro. Después de contar con total libertad cómo fue una parte de mi vida en la que había mucho dolor y mucho sufrimiento, también alegría, pero sobre todo búsqueda. Ha sido una liberación y me gusta mucho compartirlo con la gente, que, además, se está convirtiendo en muy cómplice del relato. Lo noto mucho en las firmas. Vienen muchas madres que me cuentan que les ha servido para entender y mejorar la relación con sus hijos.
  
Cuando empezó a escribir en el Eco Badalonés, ¿se imaginaba que, algún día, un semanario de su misma ciudad le entrevistaría con motivo de la publicación de su primer libro? Por no hablar de las concedidas a grandes diarios estatales…
 
Todo ha venido muy poco a poco, peldaño a peldaño. Llevo muchos años trabajando y ahora mismo reboso felicidad, pero esto me está sobrepasando un poco. Son demasiadas cosas buenas. También necesito tiempo y tranquilidad para asimilarlo todo. Para mi era un sueño poder trabajar y vivir de esto; pensar que podría vivir en Madrid y dedicarme a esto.
 
En el libro habla de muchas sombras durante su infancia y adolescencia en San Roque. Sin embargo, ahora lleva su ciudad y barrio como bandera a cualquier parte.
 
El barrio me ha servido de mucho y he aprendido mucho. Vivir en San Roque me ha ayudado a tener los pies en la tierra. Saber de dónde vienes, haber vivido en un barrio tan duro, me ha servido para que esta profesión no me deslumbre
 
¿Viene mucho por aquí?
 
Voy muy poco. Los fines de semana acabo muerto y me cuesta ir. Viene más mi familia aquí, a Madrid, que yo a Badalona.
 
Últimamente la ciudad ha salido en diarios y noticiarios por algunos sucesos que hacen flaco favor a su imagen. ¿Cómo la ve, usted, desde Madrid?
 
Hombre, me preocupa todo lo que está pasando. Creo que se deben empezar a tomar medidas para que la cosa no vaya a más. Tienen que hacer todos muchos esfuerzos para cuidarla y que no se convierta en un polvorín.
  
En 2011, usted se posicionó en cierto momento contra la política que el PP local estaba promoviendo y la imagen que aquello proyectaba de la ciudad ¿Ha tenido contacto con el actual alcalde, Garcia Albiol?
 
No he tenido ningún contacto con él. Recuerdo que Albiol estuvo por San Roque y hablando del barrio. Leí algo sobre él y escribí un artículo en El Mundo que a lo mejor no le hizo mucha gracia.
 
Creemos que ni usted ni nosotros somos muy de su agrado; en una entrevista, él se refirió a usted como “vergüenza ajena”.
 
¿Ah, sí? Pues no lo sabía. El sábado tengo que ir a Badalona. Nos conceden el Teatro Principal para las firmas del libro. No creo que tenga previsto asistir pero, si viene, se lo recordaré.
 
Después de ganar en 2009 el premio Ondas, usted sonó como pregonero de unas Fiestas de Mayo, aunque por problemas de agenda, finalmente, no pudo subirse al balcón de la Casa de la Vila. ¿Le habría gustado?
 
Me hizo mucha ilusión, pero no podía de trabajar el viernes. Me habría encantado, desde luego.
 
¿Aceptaría una hipotética invitación del actual alcalde?
 
El pregón es una cosa que está muy bien. Pero vaya, si dijo eso de mí no creo que me invite. Así que no me lo voy a tener que plantear.
 
Probablemente habrá gente que critique o vea con malos ojos que le hagamos una entrevista, debido a esa extendida y habitual etiqueta que le persigue como rey de la ‘telebasura’ o de ‘alguien que gana un dineral por meterse en la vida de otras personas’. ¿Cómo valora estas opiniones?
 
Yo no puedo decir nada. La gente es muy libre de pensar lo que quiera. No puedo meterme en la cabeza de los demás. La tele es un medio muy democrático: si algo no te gusta, lo quitas. Es mucho más fácil que todo esto. Si te ve muchísima gente, también habrá gente a quien no le gustes.
 
¿Cómo vio el pasado fin de semana las elecciones catalanas?
 
Supongo que el titular es derrota de Mas… Siempre me preguntan por el tema de la independencia. Y yo contesto que por principio nunca digo que no a nada, todo se puede estudiar, no hay que amarrarse a nada. Las fórmulas pueden variar con el paso del tiempo. No obstante, parece que el pueblo catalán ha decidido.
 
¿Qué es, para usted, Badalona?
 
Yo digo que soy muy de Madrid, pero me siento muy orgulloso de haber nacido en Badalona; haber nacido en aquella Badalona de los años 70’ que tenía sus complicaciones. Me gusta haber vivido la transformación que vivió entonces la ciudad, que fue muy positiva.
 
¿Entra la ciudad en algunos de sus planes de futuro?
 
Me gustaría pasar más tiempo en Badalona, eso lo tengo claro. Sobre todo en verano, que me encanta.

Afegeix el teu comentari