“Me quedaba grande imaginar que el Olímpic sería mi escenario algún día”

    0
    JuanMagan.jpg

    03/05/2013 – Parlem amb el DJ badaloní Juan Magan, que presenta demà al Palau Municipal la seva gira mundial ´El Origen Tour 2013’.

    Va néixer i es va criar a Badalona. Avui és un dels artistes més de moda, tant a nivell nacional com internacional. Es tracta de Juan Magan, DJ, productor, compositor i cantant, que ha guanyat una notorietat molt important en els darrers anys. Demà torna a la seva ciutat natal per presentar la gira mundial del seu darrer treball, El Origen.

     

    Primero de todo, ¿Nervioso ante la cita del sábado?

    ¡¡Bastante!! Es una realidad presentarme en mi propia ciudad y hasta hoy había sido un sueño que no me había planteado cumplir. Estoy muy nervioso…

     

    Si no me equivoco, esta es tu primera gira de conciertos de gran formato, ante miles de personas; ya has celebrado alguno de ellos… ¿Qué se siente?

    Los he celebrado de manera casual. Iba a mis eventos donde esperábamos bastante gente y la sorpresa era encontrarse a miles abarrotando el lugar. Ahora lo hacemos directamente en estadios, pabellones y sitios así para evitar problemas de seguridad y darle a los asistentes espacio para disfrutar. Lo primero es mi público y luego lo demás. Se siente bien, emocionante, excitante… Tanta gente cantando tus canciones le da sentido a mi esfuerzo y trabajo.

     

    El de esta semana, no obstante, tiene un tinte especial. Será tu ciudad natal quien te reciba. ¿Qué significa para ti la actuación del sábado en el Palau Olímpic?

    Implica responsabilidad, emoción, muchos nervios, sentimientos y significa volver al lugar donde nací y del que me fui pero donde nunca se olvidaron de mi.

     

    Probablemente has pasado por delante del pabellón badalonés muchas veces en las últimas dos décadas. ¿Alguna vez pensaste que ese sería tu escenario, o que estarías nominado a premios tan importantes como los Grammy o Billboard?

    Nunca pensé que sería mi escenario, me quedaba grande siquiera imaginarlo. En cuanto a los premios, son fruto del trabajo de mi equipo y mío. Reflejo de las listas oficiales de ventas, votaciones del pueblo y apoyo de la industria discográfica. Si se trabaja duro, con la bendición de los fans, se consiguen.

     

    ¿En qué momento te diste cuenta de que podrías vivir de la música?

    Cuando ya no tenía tiempo para ir a mi trabajo habitual que nada tenía que ver con la música. En ese momento supe que al menos un tiempo viviría haciendo lo que me gusta. Ahora sé que nunca volveré a hacer lo que no me gusta pero he tardado tiempo en darme cuenta. Soy muy cauto y hasta que no tengo mi futuro y el de mi familia completamente salvaguardado no canto victoria. Ahora por fin.. ¡¡Victoria!! Ja, ja, ja. Pero seguiré trabajando para ser mejor artista, mejor persona y el mejor empresario.  

     

    Ha llovido mucho desde tus primeras actuaciones y producciones, como aquel Enamorados de los Guajiros. Mucha gente dice ahora que eres uno de los impulsores o máximos exponentes del Electrolatino. ¿Consideras que ha cambiado mucho tu música? ¿Cuál ha sido la clave del éxito?

    Es la evolución lógica que mi carrera requería. Empecé tocando Rock pero no me llenaba. Me aficioné a la música electrónica pero me aburría y la mezclé con lo que escuchaba en casa, que básicamente era merengue, bachata, salsa, reggaeton, o pop latino. De ahí surgió el Electro Latino y a la gente le gustó la fusión. ¿Me lo inventé? No, la electrónica y los ritmos latinos ya existían, yo sólo los mezclé. Sí le puse un nombre, eso sí. La clave del éxito es fijarse mucho en lo que la gente quiere escuchar, que quiere bailar y con qué música quiere compartir los momentos más divertidos, tristes, felices o emotivos de su vida. Si te fijas en lo que te están pidiendo sabrás ofrecérselo.

     

    Dejando de lado tu carrera musical… ¿en qué barrio te criaste? ¿Y que te han aportado, tanto tu vecindario como la ciudad? ¿Guardas buenos recuerdos de tu infancia y adolescencia?

    Me crié entre Santo Cristo que era mi barrio, Pueblo Nuevo y Ciudad Meridiana, el de mis abuelos. Me han enseñado a afrontar la vida con humildad, respeto, pluralidad y mucho esfuerzo. Le debo a donde vengo todo lo que consigo a donde voy. Recuerdo tardes en la calle jugando hasta que mi padre llegaba de trabajar. Mi madre me educó para compartir con mis vecinos, compañeros y amigos en el barrio. Recuerdo los paseos con mi padre por las carreteras corriendo con mi hermano. La “cursa” de todos los años. Mi colegio. ¡¡Adoro Badalona!!

     

    ¿Cómo ves ahora la ciudad? ¿Muy diferente con el paso de los años?

    Moderna pero guarda sus cositas de pueblo en el centro. Llena de comercios y centros comerciales, aunque no es un momento de gran esplendor económico, denota el carácter emprendedor y triunfador de la ciudad. En mi barrio viven muchos de los de siempre y una amplia mezcla cultural, ya no vivo ahí pero me gusta ver que nos integramos a un mundo de diversidad. Creo que es una buena señal. No veo Badalona tan diferente, me sigue pareciendo un ejemplo de progreso.

     

    Tu carrera te hace viajar muchísimo. ¿Qué tiempo te queda para estar aquí? ¿Suficiente para conservar las viejas raíces, amistades, costumbres…?

    Viajo mucho y comparto costumbres con nuevos amigos de todo el mundo. Mis raíces están en mi memoria y las desarrollo aportando lo nuevo que aprendo. Me quedo poco por aquí pero aprovecho para compartir con mi familia y amigos de siempre. Cuando estoy en América les hablo de aquí y cuando estoy en Barcelona explico las cosas de allí… Ja, ja, ja, soy ciudadano del mundo.

     

    Ya has empezado a hablar de un nuevo trabajo. ¿Qué proyectos nos depara Juan Magan para el futuro?

    Un disco lleno de música de baile. Una evolución de mi trabajo a otro nivel. He aprendido mucho y quiero mostrarlo. Colaboraciones con grandes artistas nuevos y tambien ya consolidados. Llegan proyectos de éxito, gracias a mis fans, mucho progreso y bandera latina en mano, no importa de que país del mundo. Somos latinos y nuestra cultura tiene un futuro brillante si juntamos fuerzas. Europa y América tienen muchas cosas en común a parte de la historia que nos enseñan en los colegios.