“Si Albiol dejara el acta y no se volviera a presentar, el PP sería un interlocutor más”

    0
    55
    ok3.JPG

    09/06/2015 – Hablamos con el primer secretario del PSC, Àlex Pastor, sobre las negociaciones con Guanyem, ERC e ICV-EUiA para formar un gobierno de coalición.

    ¿Las negociaciones con Guanyem, ERC e ICV-EUiA se han torcido?

    El PSC apuesta porque Albiol no sea alcalde. Desde el principio dijimos que si había una persona de consenso entre las fuerzas de izquierdas y progresistas, apoyaríamos el proyecto indistintamente del nombre que lo encabezara. Insistimos en esto, pero no podemos apoyar ninguna medida que vaya hacia el independentismo.

     

    ¿Os molestó que el PSC fuera el último agente en la negociación?

    No. Ahora mismo sí nos sentimos frustrados porque vemos que ese orden equivale a una prioridad por encima de un gobierno local. Una prioridad de identidad nacional y que se enfila hacia el 27S. Estamos un poco decepcionados porque tenemos la sensación de que quizá la estrategia ha sido jugar con el PSC.

     

    Hasta el jueves, al menos hasta después de confirmar el apoyo a Dolors Sabater, ¿no se había hablado de independencia?

    Dijeron que la independencia no era línea roja. Guanyem aprobó una guía para encauzar un camino que estaba abierto, dónde no había condiciones. Nosotros dijimos desde el inicio que estamos abiertos a todo para un gobierno de progreso y de izquierdas. La primera reunión fue muy bien y hubo buena sintonía. En la segunda reunión, a cuatro bandas, empezaron a salir las condiciones.

     

    ¿Qué condiciones?

    Tres patas de las que todos podemos estar de acuerdo en dos: por un lado, atención a la emergencia social en un plazo de seis meses y un proyecto de protección social a medio-largo plazo; la segunda, profundización de la participación y radicalización democrática. Aquí dijimos que había un 90% de coincidencias. El 10% restante es el del procés constituent que ha de llevar a la República Catalana, algo que ERC tildó de “irrenunciable”. En ese momento, el PSC ve que estamos hablando de un gobierno con intereses más allá de lo local y se enfoca a la identidad nacional. Creemos que la independencia no debería estar por encima de cualquier niño que pasa hambre, cualquier abuela que está desprotegida porque no tiene tele-asistencia o familias que no tiene ingresos porque hay 20.000 parados. Guanyem, ERC e ICV-EUiA han desviado la mirada y no están trabajando para la ciudad, sino para sus proyectos. Lo kafkiano es que en vez de estar hablando del bienestar de los vecinos, estamos hablando de la adhesión a la Associació de Municipis per la Independència, algo que siempre votaremos en contra.

     

    ¿Alguna de las tres fuerzas se ha mostrado más inamovible en cuanto al proceso hacia la República Catalana se refiere?

    Si bien es cierto que ICV-EUiA se ha mostrado menos insistente, pensamos que ha habido un entendimiento entre las tres fuerzas para encajar esta tercera pata sobre el independentismo de modo que todos estuviésemos cómodos, pero nosotros queremos que esta pata se elimine.

     

    ¿Quiere decir que el PSC ha tenido la sensación de que las otras tres fuerzas ya lo habían consensuado?

    No exactamente. La sensación es que Guanyem, ERC e ICV-EUiA son un gobierno ya formado a la espera de ver qué hace el PSC.

     

    Pero ustedes tienen la llave de la mayoría.

    Están supeditando un gobierno estable a que Badalona sea el motor del proceso que ha de llevar a la República Catalana. En un gobierno de cuatro fuerzas de izquierdas que son diversas, miremos aquello que nos une: políticas sociales, regeneración democrática, transparencia…si ponemos elementos en los que haya alguna fuerza que no se sienta cómoda, apartémoslo, porque no creemos que sea una prioridad para Badalona, además.

     

    ¿La alcaldía de Dolors Sabater está asegurada?

    Ahora mismo tenemos que acabar de ver cuál va a ser el futuro del gobierno: si lo vamos a formar cuatro o lo van a formar tres. Lo que está asegurado es que, con nuestro voto, Albiol no será alcalde.

     

    ¿Y si no fuera Albiol el candidato del PP, cómo comentaron ayer?

    Se podrían explorar otras vías. Nadie entendería que nosotros hiciéramos alcalde a Albiol, porque el principal problema es él, por sus maneras y por cómo ha dañado la imagen de la ciudad. Creo que nunca un alcalde ha hecho tanto daño a la imagen de Badalona. De hecho, el PSC siempre respeta la lista más votada, pero en Badalona la situación va más allá, el interés va más allá incluso de Catalunya. Hablamos de un alcalde que se ha sentado en un banquillo por casos de xenofobia y ha creado muchísima crispación. En Twitter, estos días, hemos llegado a ver comentarios que hablan de asistir el día 13 al pleno e “identificar a los traidores del PSC de Badalona”. Es apología de la violencia.

     

    Es decir, pactarían con el PP si tuviera otro líder.

    Priorizamos un gobierno de izquierdas y de progreso, pero no independentista. Si la independencia no se aparcara y Albiol renunciara como regidor y el candidato fuera otro, se abriría un nuevo escenario.

     

    ¿El pacto a cuatro está más lejos? La sensación de la semana pasada era buena.

    Hemos ido de cara en todo momento y al principio nos dijeron que el independentismo no era una línea roja. Nos sentimos engañados y decepcionados y no parece que tengan intención de renunciar. Si priorizan un gobierno estable y realmente el proceso soberanista no es una línea roja, instamos a Dolors Sabater a decir públicamente que no será un problema para el pacto y no estará en el ideario del gobierno local. No decimos que Guanyem deje de posicionarse. Es evidente que ellos dirán la suya y nosotros también tendremos nuestra postura. Pero un gobierno es un espacio público donde todos habitamos y, por tanto, debe haber respeto a la identidad de todos sus miembros, aunque después cada uno defienda su discurso a nivel personal o de partido. Además, abogamos por el cumplimiento de la ley; nos preocupa lo que se ha llegado a oír sobre “desobediencia institucional”.

     

    ¿Notaron malestar por el apoyo a Dolors Sabater en la asamblea del PSC del viernes?

    Por decidir que Albiol no fuera alcalde, ninguna. Todos muy contentos. Con respecto a entrar en el gobierno, sobre todo por el tema independentista, es otra cosa. No está en nuestro ADN y los militantes y votantes no lo entenderían. Mucha gente nos ha dicho que no nos ha votado para que pactemos con un gobierno independentista. Hemos perdido 9.000 votos y los 12.500 que hemos mantenido han sido por nuestro programa, para que no hagamos alcalde a Albiol y para que no entremos en juegos de independencia. Este pacto a cuatro puede estar muy bien y es una pena que tengamos que estar así. ¿Qué tiempo y recursos quieren destinar al proceso soberanista? Si al final esta pata es tan importante para Guanyem, creemos que se sentiría más cómodo CiU que el PSC.

     

    Pero no sería mayoría.

    Pero si quieren hacer un gobierno soberanista, en vez de uno de izquierdas, que incluyan a Convergència.

     

    O sea, cambiar el eje derecha-izquierda por el soberanista-no soberanista.

    Más allá. O priorizar a la ciudad y los vecinos, o preocuparse de la independencia. Hay una situación de emergencia social, lo saben igual que nosotros, y se están poniendo en la tesitura de dejar escapar un gobierno estable con mayoría absoluta por el procés constituent.

     

    ¿Ahora cuál es el próximo paso, entonces? ¿Seguir las negociaciones?

    Cómo he dicho, instamos a que Dolors Sabater diga públicamente que va a haber un pacto por escrito con un doble eje para un gobierno de progreso: política social y transparencia y regeneración democrática. Ahí estaremos de acuerdo.

     

    ¿Y si se muestran inflexibles?

    No entraremos en el gobierno. Nos encantaría tener la enorme responsabilidad de, con cuatro regidores, sumar en el proyecto de gobierno de consenso. Pero vemos que ha habido un paso por delante de Guanyem, ERC e ICV-EUiA.

     

    ¿Si la independencia no sale de la negociación, hablarán con el PP?

    Todo lo que tenga que ver con el PP, tiene que pasar porque Albiol deje el acta y se comprometa a no volver a presentarse. Si eso se cumple, puede pasar cualquier cosa. El PP sería un interlocutor igual que los demás y habría que hablar desde cero. En cualquier caso, la asamblea del PSC decidirá y refrendará cualquier opción de pacto.

     

    Al margen de las negociaciones, ¿sabremos algo del futuro de Jordi Serra esta semana?

    Ahora mismo estamos priorizando la cuestión del gobierno.  No obstante, estamos en un período de reflexión interna y las responsabilidades también se decidirán en asamblea, aunque no será este viernes.